PAREN LAS ROTATIVAS

Fiestas clandestinas en San Juan: castigos, demandas y la solución que propone el sector gastronómico

La última emisión se abordó junto al fiscal de Flagrancia, Iván Grassi, y dos empresarios sanjuaninos las reuniones sociales que incumplen todas las normas. Reviví el debate.
viernes, 31 de julio de 2020 · 13:15

Ya es casi normal encontrar en la portada de los medios sanjuaninos noticias respecto a fiestas clandestinas que violan el protocolo de prevención de coronavirus. En Pocito, por ejemplo, este último fin de semana unas 17 personas quedaron detenidas por participar de una "recibida" que incumplía con todas las normas establecidas por la emergencia sanitaria.

Por eso es que en el último programa de Paren las Rotativas, emitido por Canal 13, se abordó este tema con el fiscal de Flagrancia, Iván Grassi, y los empresarios Maximiliano Avendaño y Alberto Olivera. "Hay una intranquilidad en la juventud. No toman consciencia que estamos ante un problema que es mundial, a pesar de que el virus en San Juan todavía no circula" dijo Olivera, presidente de la Cámara de Discotecas, quien agregó que ese sector "es uno de los más golpeado, con más de 500 familias sanjuaninas afectadas". 

Grassi destacó que "en algunos jóvenes se ve relajamiento, la falsa creencia que todo puede continuar bien y no pasa nada, o que en San Juan no va a pasar nada como en el resto del país". Y agregó que: "en ciertas situaciones hay una cierta complicidad de los padres. Aunque la tasa de detenidos ronda los 20 e incluso los 30 años, no son tan adolescentes". 

Avendaño, por su parte, propuso una solución para terminar con las fiestas clandestinas. "Nos está trabando la parte del bar, por la restricción de horario que tenemos. No me parece mal tener un horario de corte, hasta la una de la mañana, pero con el tiempo esa medida se está volviendo algo contraproducente. Se están viendo muchas fiestas clandestinas, porque por ahí los jóvenes consideran que no es el tiempo necesario para disfrutar y compartir. Pensamos que si extendemos el horario de apertura del bar, el número de fiestas ilegales bajaría", comentó el dueño de Rocky Bay.