Paren las Rotativas

"Por favor sáquenme de acá": la terrible confesión de un cosechador en Sarmiento

El testimonio del joven fue clave para que las autoridades pudieran rescatar a varias personas. Según detallaron fuentes del caso, los ultrajes sucedían en un reducido galpón donde dormían 40 empleados.
viernes, 19 de marzo de 2021 · 21:01

El pasado viernes la Policía Federal y el RENATRE realizaron un operativo en una vivienda de Sarmiento donde viven 120 cosechadores de aceitunas en condiciones "inhumanas", y se dan una serie de situaciones relacionadas a la trata de personas con fines laborales. La intervención policial ordenada por el Juzgado Federal Nº2 de San Juan, duró más de 23 horas por la extensión del predio y la gran cantidad de personas que habían alojadas en boxes numerados y galpones de reducidas dimensiones en “pésimas condiciones de vivienda”, según detallaron desde el RENATRE.

Desde trabajadores y trabajadoras oriundas de otras provincias a varios menores que estaban en el sitio, todos, fueron examinados para determinar las situaciones que vivían, y siguen viviendo, en el predio de un cuadrillero llamado Domingo Rodríguez, oriundo de Jujuy.

Y fue alrededor de las 3 de la mañana que el desborde de un joven de 22 años llamó la atención de los funcionarios que estaban entrevistado a los empleados en el predio. Según detalló Oscar Bernard en Paren las Rotativas, “el chico se acercó y pidió que por favor lo sacáramos de ahí y contó que estaba siendo víctima de tocamientos y otras situaciones graves en un galpón reducido donde dormían y duermen 40 trabajadores”. 

El joven (se reserva su identidad por tratarse de un presunto delito de abuso sexual) es procedente del norte argentino, estudiante de arquitectura y llegó a la provincia con la intención de trabajar unos meses en la cosecha para generar algo de dinero. El mismo contó a las autoridades que los presuntos abusos sucedían durante la noche en el galpón donde vivían varios trabajadores hacinados. Y que en esos momentos era hostigado por personas que le pasaban sus genitales por el rostro y lo amenazaban a él y su familia. 

La presunta víctima viajó con su padre y un hermano, y fue gracias a su testimonio que pudieron ser rescatados. Porque al momento de la confesión el chico contó que no dejaban salir del galpón y que su familia seguía retenida, acusados de “traidores” por el entorno del cuadrillero. En un principio el mismo Rodríguez contó a este diario que la víctima de los abusos habría sido una mujer, pero luego la información fue aclarada por fuentes calificadas del caso.

Finalmente, estas tres personas pudieron ser rescatadas junto a una mujer que padeció situaciones de violencia de género y que ya no quería seguir trabajando para Rodríguez. La misma relató una serie de maltratos que se vivían en el predio y pidió protección. 

Así fue que de los 120 trabajadores que vivían en pésimas condiciones, solo pudieron rescatar a 4 personas que en estos momentos están alojadas en el Hogar Papa Francisco, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Humano de San Juan. Recibiendo la contención de un equipo multidisciplinario para que en su momento realicen las denuncias correspondientes al tratarse de delitos de instancia privada. 

Mirá la entrevista completa a Oscar Bernard: